viernes, 24 de diciembre de 2004

de tour por el sour


Estoy en Temuco. ¿Se nota, no?

Mañana viajamos a Chillán para reunirnos con mi hermana y su familia. Aunque estas fechas suelen ser más estresantes que otra cosa, estoy contento de estar acá, y por unos días se me ha quitado esa sensación de estar behind schedule con algo.

lunes, 20 de diciembre de 2004

Nunca dejes de sorprenderme

Si, es verdad: cosas extrañas suceden todo el tiempo, a toda hora, en todo lugar. Cosas bizarras y chocantes (como el tipo que vi orinar caminando en plena vìa pùblica), cosas extrañas e inusuales (como darse cuenta de lo reducidos que pueden ser algunos circulos) cosas extrañas y sublimes (como el BudaPerro).

Pero a veces, a pesar de lo inusual, te das cuenta de que las cosas no son realmente extrañas. No en esencia.

Reencontrarse, especialmente cuando ha pasado mucho tiempo, siempre es grato y despierta sensaciones diversas. A veces la sorpresa es mayor, otras nuestras reacciones son mas frias, màs "racionales". Pero siempre la posibilidad de encontrarse con una vieja sonrisa largamente olvidada es agradable. Y màs todavìa cuando es un viejo amigo el que puede sacarte de un problema serio

Es tarde por la noche y me encuentro en el cuarto de un amigo a quien no veìa hace muchos años. No sòlo ha tenido la infinita gentileza de acogerme en su hogar cuando casi podrìa ser un desconocido -a veces la gente cambia tanto- sino que incluso me permite abusar de su amabilidad utilizando su Mac para revisar mi correo electrònico. Que cosas. Si, es cierto que ha pasado el tiempo, pero que diablos... como dicen por ahi, "the song remains the same" ...y no tardamos diez minutos en volver a encontrarnos hablando de libros, mùsica, pelìculas, el sol, la luna y las estrellas.

Y aunque a veces las circunstancias te hacen pensar de tantas maneras, te das cuentas que los derroteros de la vida no son tan distintos aunque no te hayan llevado al mismo lugar. Que al final todos crecimos, y en ese proceso, aprendimos cosas parecidas, y pasamos por dolores similares.

Creciste y aprendiste a apreciar cosas que siempre diste por descontadas. Sufriste y te lamentaste pensando que a nadie màs le sucedìa. Al final te das cuentas que todo tiende a caer en el sitio justo si te esfuerzas un poco por ello. Y deteniendote a respirar un poco, piensas en aquellos a quienes conociste y esperas que estèn bien. Y siempre es bueno cuando te das cuenta que asì es...

Si es cierto que no hay mayor capital que los amigos, me tengo a mi mismo por millonario de rancia estirpe.

Salud.


(los acentos que faltan o estàn al revès se deben a mi impericia con el teclado que tengo al frente, y los Mac)
p.d: thanx, Gab

lunes, 18 de octubre de 2004

The End

Oh, bueno, el ESF terminó; ayer se realizó la manifestación contra la guerra en Irak con 100.000 participantes -según los organizadores- aunque la policía redujo las cifras a 20.000, un cálculo seguramente basado en la asistencia al Foro, pero creo que es un poco exagerado decir eso. Yo vi muchísima gente; creo que decir "cerca de 100.000 personas" sería una buena aproximación.

El sábado por la noche junto a Alex fuimos a una fiesta en una okupa del norte de Londres; resultó ser algo bastante improvisado, bastante punk if you know what I mean. Hubo algunos puntos muy divertidos eso sí; estaba un dueto acústico ska-punk, y luego tenían un "karaoke punk", mostrando las letras de las canciones -copiadas a mano- en la pared, con una de esas proyectoras de trasparencias. Ingenioso y divertido, podías elegir de entre una lista de canciones. Yo me anoté con "White Riot" de The Clash y "Halloween" de Misfits.

El otro detalle divertido era el grupo de españoles, vascos y catalanes presente; chicos y chicas muy simpátic@s. Conversamos mucho y tuvimos oportunidad de reírnos de los ingleses un poco, y es que con las diferencias culturales a veces uno necesita un poco de respiro con "gente como uno" y en ese sentido, a pesar de todo, con los españoles uno se entiende mucho más.

Y los chilenos? Bueno, parece que si es cierto eso de que siempre hay un chileno en todas partes; pude encontrarme con varios. Recuerdo a unos metaleros a quienes me encontré en una parada de bus en Tottenham Court Road; uno de ellos -Carlos- me dejó su número para que fueramos a alguna tocata (finalmente no pude). Ya en el concierto de cierre de la manifestación del domingo -donde al final Asian Dub Foundation nunca llegó- me encontré a un chileno que llevaba una okupa por Archway; dejé con él algunos fanzines anarco-punks que me había traído de Santiago.

En fin, entre la tupida lluvia y el frío de ayer y el tímido sol de hoy, llega el fin de este periplo por Londres. Hay bastante que ver todavía, pero en verdad, no quiero estar como el típico turista que dice "hoy es lunes, esto debe ser Brixton". Por último me compro unas postales y ya está (jejeje). OK, boys and girls, será todo por hoy... yo me marcho al aeropuerto.

Nos belmont...!

sábado, 16 de octubre de 2004

Auxilio!

Puf... que desorden el ESF. Estoy cansado pero, hasta el momento, conforme. Estuve en Alexandra Palace toda la tarde de ayer, y hoy en la University of London Union, acompañando a Sergeiy Sandler en su taller sobre "Cambio Social en Israel". Almorcé con mi amiga Cath en un restorán hindú y luego he andado por ahi acarreando encargos y aprovechando de ver el internet. Mas tarde hay fiestas y actividades culturales... creo que me daré una vuelta por algunas, varias son gratis, otras pagadas.

A ver si mañana domingo vemos un poco más de la ciudad antes de ir a la manifestación y al concierto de cierre del Foro. Trataré de subir algunas fotos.

See you soon

jueves, 14 de octubre de 2004

"Y la lluvia caerá..."

Bueno, no era que no lo supiera (todos los pronósticos anunciaban lluvia) pero hoy por la mañana la cosa era musho. Hasta goteras en el techo de la habitación, pero en fin... cualquier cosa que haga sentirte en casa está OK!


Mañana viernes comienza el Foro Social Europeo. Para que se hagan una idea del asunto, hay disponibles 20.000 travelcards para los participantes inscritos... y al parecer asistirá más gente que eso...

Las travelcards son una manera economica de utilizar el transporte publico de Londres. Uno puede comprar una tarjeta para un dia o para una semana, y puede utilizarla tanto en el Metro como en los buses, las veces que quiera. Las travelcards del Foro tienen la gracia de que son por todo el fin de semana y sirven para todas las zonas --ya que Londres es una ciudad grande, el transporte esta dividido en zonas; zona 1 y 2 son el perimetro mas central, llegando hasta la 6 donde esta el aeropuerto de Heathrow por ejemplo. Nada de malo poder moverse por toda la ciudad por el precio de tu inscripcion al Foro.

En la punta del cerro

La sede principal de las actividades del ESF es Alexandra Palace, un centro de convenciones ubicado junto a un parque de considerables dimensiones, y del que me han dicho dos cosas: una, que es muy, muy bonito, y dos, que es quiza el sitio más alto de Londres -de hecho, las primeras transmisiones de televisión de la ciudad se hicieron desde allí

Hay una cantidad impresionante de cosas por hacer; la gente de la IRG está en talleres y foros relacionados con antimilitarismo, campañas contra la venta de armas, noviolencia y objeción de conciencia. Hay alrededor de 13 o 14 voluntarios de distintas partes de Europa ayudando en diversas tareas, desde ayudar a montar el puesto que la IRG y Peace News tendrán en el Foro (yo mismo estuve moviendo algunas cajas desde el tercer piso hasta la entrada) hasta turnarse para atenderlo, repartir folletos o periódicos en los talleres que se hagan fuera de Alexandra Palace, coordinar cosas desde la oficina, etc. La reunión de coordinación del mediodía hizo una eficaz repartición de tareas, así que todos mas o menos saben el cuando, el cómo, el dónde y el quien. En mi caso significa, por ejemplo, estar el sabado en Bloomsbury para el taller sobre "Cambio social en Israel". Veamos que pasa con eso.

Oh, that lovely London weather...!

En la oficina, las cosas no han cambiado mucho. Bueno, las reparaciones en los edificios circundantes continúan, de manera que desde lejos la casa parece estar siendo devorada por andamios cubiertos de plástico; sin embargo las cosas se ven mucho mejor por dentro, donde el pequeño patio está mucho más despejado que la vez anterior. Pavlov, la perra maravilla que circula por la oficina, sigue allí con la misma extraña mirada de inteligencia que pone cuando la vez de frente. Ahora no está gimiendo por sentirse sola, pero ha tomado la manía de ladrar cada vez que suena el timbre. Y aunque en una oficina pequeña el ladrido de un perro puede sonar muy fuerte, todos le tenemos bastante paciencia. Creo que nadie puede resistirse a su mirada... tal como sucede conmigo (je, je je)

Si bien el frío realmente no es la gran cosa, no están los tiempos como para andar en mangas de camisa; entre otras cosas porque puede caer una lluviecita y dejarte bien mojado. Ya que me traje una buena parka, la lluvia no me preocupa; el problema es que casi todos los lugares donde uno va tienen calefacción --y en el caso del Underground, calor humano-- por lo que nada más llegar tengo que quitármela, so pena de asarme a fuego lento y quedar empapado en sudor. Oh, vamos, no te quejes tanto; no es muy diferente a lo que pasa en Santiago en invierno, es solo que habías perdido la costumbre.

No he recorrido tanto como había planeado. De cualquier forma, el domingo las actividades del ESF terminan con una concentración, y el cierre del acto lleva incluída la presentación en vivo de Asian Dub Foundation, así que en el peor de los casos, no nos va a faltar la rumba!!

Nos cachamos


__________________
Link de interés:
http://wri-irg.org/news/2004/esfcall-es.htm

miércoles, 13 de octubre de 2004

En Londres

Bueno, ya llegué. El viaje no estuvo exento de anécdotas, las cuales incluyen recibir un baño de jugo de naranja al desayuno y tener que bajar a "reconocer mi equipaje" en el vuelo de madrid a Londres. Los pronósticos del tiempo no se equivocaban, pues por la noche hacía frío y llovió bastante. Así que al final la compra de la parka no fue una mala idea, aunque en el metro me haga sudar.

De cualquier forma ya estoy acá y el trabajo comenzó; llevamos media reunión y aún nos quedan temas por discutir. Las perspectivas son buenas y es probable que luego de terminar nos vayamos un rato al pub.

See you around.

sábado, 9 de octubre de 2004

Big Fish

Ayer...

Ayer por la tarde mi mente fue capturada por la imagen poderosa de otra persona. Mientras sus sonrisa se grababa en mi memoria y amenazaba con dejarme atrapado, ella extendió su mano para despedirse. Nos abrazamos por un segundo y seguimos nuestros caminos. Aún podía ver su pequeña silueta, pero miré hacia el frente y crucé la calle decidido. Santiago me envolvió y dejé que su ruido y sus olores borraran de mi mente lo que estaba pensando; dejé que las micros y su rugido alejaran de mi los ensueños de las últimas horas; y la ciudad llena de ruidos, olores, colores y gritos me envolvió como a un pescado frío en papel de diario y me arrojó sobre su cemento como mercadería vieja. Y me dejé llevar arrullado por el sinsentido en esa tarde fría, mientras volvía a pensar que son detalles como éste los que le dan sentido a nuestro cuento. Y que quizá sin ellos no lograríamos avanzar mucho.

En fin... moralejas del día: encontrar rápido un lugar donde escribir cuando te sientas como para hacerlo, o en su defecto recurrir al placer vintage de la libreta y el lápiz. Y nunca subestimar el potencial de una buena fuente de inspiración. Como Tim Burton.

Y tu, Urso, ¿crees que logremos ser como el Gran Pez? ¿Aquel que siempre creció porque nunca se dejó atrapar, o aquel que terminó por volverse una de sus historias, y de paso, volverse artífice de su propio sueño?

Quién lo sabe.



p.d.: padre, tenemos que ver esta película.
Un abrazo, O.

jueves, 7 de octubre de 2004

Madre hay una sola...

"Menos mal!" solía agregar una vieja amiga. Pero yo no... Yo más bien cantaría el blues, como Pappo,
"...que nadie se atreva
a tocar a mi vieja
porque mi vieja
es lo mas grande que hay..."

En realidad, madre, en muchas ocasiones, qué habría hecho yo sin ti. Y esta no es la excepción.

Faltan cada vez menos días para el viaje, y revisando los mapas (chequeen http://www.streetmap.co.uk, gran sitio para mapas de Inglaterra) me encuentro con que mi lugar de alojamiento está bastante cerca de los tipicos lugares turísticos de Londres, entiéndase Big Ben, Abadía de Westminster, Parlamento, Palacio de Buckingham... Tengo pensado seriamente ir a quitarle el gorro a uno de los guardias. O cuando menos entrar al baño del palacio y escribir la más chilena de las palabras de cuatro letras en la pared...

Bueno, espero que no llueva mucho, porque al parecer estoy a walking distance de todos estos lugares, y no tan lejos de una okupa llamada 56A (http://www.56a.org.uk/) que al parecer vale la pena visitar.

See you around

miércoles, 6 de octubre de 2004

Ya para...

Curioso, pero mi publicación anterior data de la última vez que estuve en Londres, y retomo esta página ahora que voy a volver a ir... ¿Que será? ¿Quizá estar cerca de Wilde, Stoker, Shaw, me inspira...? ¿O que parte de lo sucedido cuando volví a Shile me quitó las ganas de escribir? En fin, de todas formas no creo que haya valido la pena. La gente que vale la pena es poca. Pero hay.

Lo peor son los que te la venden de lo que no son. Como decía un viejo amigo, prefiero al enemigo de frente que al solapado. Aunque como el hilo suele cortarse por lo más delgado, las cosas caen por su propio peso y todas esas cosas... al final uno se entera de cuál es la real valía de las personas.

miércoles, 16 de junio de 2004

La larga marcha

Whoa! Es un día increíble de sol en Londres. Ignoro la temperatura, pero como sudar no me cuesta nada...

Son las 13:25 aquí... calculo que deben ser las 8:00 de la mañana en Santiago. Uh... ¿qué estarán haciendo my beloved ones por allá? Algunos/as estarán en clases, en la oficina o de camino a ella; otros/as quizá duerman todavía... podría nombrarlos pero... para qué? si los quiero por igual...

El viaje empezó mal y creí que acabaría peor; sin embargo, con buena voluntad y, ante todo, con mucha calma, las cosas terminan saliendo bien. El vuelo desde Santiago salió con más de una hora de retraso; obviamente eso afectó los vuelos de conexión posteriores. En mi caso, me pusieron un vuelo tan próximo a mi llegada que nunca pude abordarlo; luego mi equipaje tampoco se fué en el vuelo apropiado... Pobre ella, estuvo en la dimensión desconocida de las maletas y nunca nadie sabrá por lo que pasó


Escribo estas líneas desde la oficina de la IRG, en Caledonian Road; a mi lado está Pavlov, que si bien no es la mascota del lugar, es una amable perra negra. Me mira sentada mientras con una pata trata de llamar mi atención; ha estado gimiendo un poco, pero por más que le pregunto no logro averiguar qué es lo que quiere. Algo me dice que no habla castellano.

Finalmente Pavlov se echó a mis pies. Creo que echa a de menos a su dueña, Ippy, quien trabaja en el piso de arriba en la revista Peace News y ha salido por un momento. De todas formas está acostumbrada a vagabundear tranquila por los pisos de la oficina.

El calorcito entra de la mano del sol por la ventana. Ya hice todos los trámites que tenía por hacer en Londres; mañana parto bien temprano rumbo a Macedonia. Si todo sale bien, como a las 6 de la tarde debería estar encontrándome con mi vieja amiga Marija para ir a su casa. Si no, bueno... como mi maleta, me enfrentaré a la dimensión desconocida.

Stay tuned for more adventure and excitement!

(Esta historia continuará)

jueves, 27 de mayo de 2004

Hogar, dulce hogar.

Bueno, estoy de vuelta por casita y… qué puedo decir. It’s the same fuckin’ story. No tengo internet así que aquí estoy en un ciber nuevamente. Como si me sobrara la plata.

Pero quien canta sus males, espanta! Así que mejor les cuento una linda historia… Este era un joven al que no le iba tan mal; dicen las malas lenguas que era harto habiloso el cauro, gueno p’a la talla, dicharachero, le caía bien a la gente, hasta podríamos decir que era inteligente. Pero siempre, siempre había un detallito que hacía llover en su desfile… algo que la aguaba la fiesta. O como diría el gaucho Inodoro Pereyra, “nunca faltan encontrones cuando un pobre se divierte”.

Creo que la historia de este jovenzuelo se repite en todo el mundo. Si no, ¿por qué tanto acopio de sabiduría popular en torno al mismo tema? “Un pobre nunca puede echarse un pedo a gusto / si no se lo echa apurado, se lo echa con susto” era el refrán campesino de una vieja amiga. Da vueltas en torno al mismo hecho: lo efímero de la felicidad plena, lo pasajero del disfrute. Tal parece que avanzamos entre islotes de alegría rodeados por mares de amargura.

Quizá el secreto de la vida esté en eso: en aprender a moverse por ella como a saltos, de un islote a otro, a veces caminando por las piedritas, a veces construyendo puentes de la mano de otro, o mejor aún, de otra… (bueno, depende de su preferencia sexual ya?) Apoyándose en la familia y los amigos, en las conversaciones, en los encuentros casuales en la calle, que cuántas veces no son como oasis en medio del desierto de la ciudad productiva e implacable. Cuántas conversaciones online via MSN no son como esa necesaria dosis de aire fresco en nuestra rutina. No importa tanto no ver rostros cuando puedes imaginar la sonrisa que hay al otro lado de la pantalla…

¿Y qué pasó con el joven doncel de nuestra historia? Nada, que fue aprendiendo que en lugar de quejarse tanto debía darse cuenta de que había mucha gente que lo quería y estaba dispuesta a tenderle una mano para saltar de islote en islote. Que, con la compañía adecuada, a lo mejor llegaba a una isla más grande, donde poder quedarse un buen tiempo. Se preguntó si a lo mejor no estaba cerca de una, pero la niebla del desencanto no o dejaba ver. Una amiga le dijo que “siempre hay alguien que te amarga la existencia”, pero también le enseñó que cualquier noche puede salir el sol… y juntos vieron el amanecer entre luces parpadeantes. Y aunque luego ella se alejara entre la niebla, el joven se dijo que no estaría muy lejos, pues las rutas entre islotes siempre acaban por cruzarse, y más aún cuando los viajeros tienen algo en común. Así que deseando lo mejor para su amiga –y sin duda, deseando encontrársela de nuevo, pues nuestro protagonista es un soñador sin remedio— se preparó para saltar al siguiente islote, pues se dijo a sí mismo que ya llevaba demasiado tiempo chapoteando entre las aguas turbias de la desesperanza.

(...)

domingo, 23 de mayo de 2004

Página Uno

Bueno, el día pasó rápido y no hice mucho. Me faltó gente por ver acá... eso sucede siempre. ¿Qué se puede hacer para agregarle un par de horas al día?

Anoche no salí y eso también significa quedarse sin ver a alguna gente, especialmente a los compañeros del bar... Ya parecía que la noche no daría más de sí, cuando hete aquí que el mundillo virtual me dió una gran sorpresa... ¿Cual? Je je... no pues... un caballero no tiene memoria... sólo digamos que involucra un diálogo memorable con alguien que me es muy preciado, y quizá algunas de las luces de este diálogo sigan brillando por un tiempo. Pero no se preocupen... se darán cuenta solos/as de su trascendecia... si es que trasciende.

La casa vuelve a estar sola, más tarde viajaré yo y volverá a su silencio habitual. Mi gata podrá dormir a sus anchas donde quiera pues mis sobrinos y la perrita de juguete ya no están. Creo de alguna forma igual los echa de menos.

Ahora a tomar once y prepararse para el viaje. De vuelta a Santiago, a la escuela de periodismo en Paro, a buscar casa y ordenar mis cosas. Home, sweet home ;-)

Ahora que lo leo suena terrible pero... nah! sé que algo bueno me espera allá... Aunque dure tan sólo un momento siquiera.