miércoles, 6 de octubre de 2004

Ya para...

Curioso, pero mi publicación anterior data de la última vez que estuve en Londres, y retomo esta página ahora que voy a volver a ir... ¿Que será? ¿Quizá estar cerca de Wilde, Stoker, Shaw, me inspira...? ¿O que parte de lo sucedido cuando volví a Shile me quitó las ganas de escribir? En fin, de todas formas no creo que haya valido la pena. La gente que vale la pena es poca. Pero hay.

Lo peor son los que te la venden de lo que no son. Como decía un viejo amigo, prefiero al enemigo de frente que al solapado. Aunque como el hilo suele cortarse por lo más delgado, las cosas caen por su propio peso y todas esas cosas... al final uno se entera de cuál es la real valía de las personas.

No hay comentarios.: