miércoles, 13 de octubre de 2004

En Londres

Bueno, ya llegué. El viaje no estuvo exento de anécdotas, las cuales incluyen recibir un baño de jugo de naranja al desayuno y tener que bajar a "reconocer mi equipaje" en el vuelo de madrid a Londres. Los pronósticos del tiempo no se equivocaban, pues por la noche hacía frío y llovió bastante. Así que al final la compra de la parka no fue una mala idea, aunque en el metro me haga sudar.

De cualquier forma ya estoy acá y el trabajo comenzó; llevamos media reunión y aún nos quedan temas por discutir. Las perspectivas son buenas y es probable que luego de terminar nos vayamos un rato al pub.

See you around.

No hay comentarios.: