viernes, 24 de diciembre de 2004

de tour por el sour


Estoy en Temuco. ¿Se nota, no?

Mañana viajamos a Chillán para reunirnos con mi hermana y su familia. Aunque estas fechas suelen ser más estresantes que otra cosa, estoy contento de estar acá, y por unos días se me ha quitado esa sensación de estar behind schedule con algo.

lunes, 20 de diciembre de 2004

Nunca dejes de sorprenderme

Si, es verdad: cosas extrañas suceden todo el tiempo, a toda hora, en todo lugar. Cosas bizarras y chocantes (como el tipo que vi orinar caminando en plena vìa pùblica), cosas extrañas e inusuales (como darse cuenta de lo reducidos que pueden ser algunos circulos) cosas extrañas y sublimes (como el BudaPerro).

Pero a veces, a pesar de lo inusual, te das cuenta de que las cosas no son realmente extrañas. No en esencia.

Reencontrarse, especialmente cuando ha pasado mucho tiempo, siempre es grato y despierta sensaciones diversas. A veces la sorpresa es mayor, otras nuestras reacciones son mas frias, màs "racionales". Pero siempre la posibilidad de encontrarse con una vieja sonrisa largamente olvidada es agradable. Y màs todavìa cuando es un viejo amigo el que puede sacarte de un problema serio

Es tarde por la noche y me encuentro en el cuarto de un amigo a quien no veìa hace muchos años. No sòlo ha tenido la infinita gentileza de acogerme en su hogar cuando casi podrìa ser un desconocido -a veces la gente cambia tanto- sino que incluso me permite abusar de su amabilidad utilizando su Mac para revisar mi correo electrònico. Que cosas. Si, es cierto que ha pasado el tiempo, pero que diablos... como dicen por ahi, "the song remains the same" ...y no tardamos diez minutos en volver a encontrarnos hablando de libros, mùsica, pelìculas, el sol, la luna y las estrellas.

Y aunque a veces las circunstancias te hacen pensar de tantas maneras, te das cuentas que los derroteros de la vida no son tan distintos aunque no te hayan llevado al mismo lugar. Que al final todos crecimos, y en ese proceso, aprendimos cosas parecidas, y pasamos por dolores similares.

Creciste y aprendiste a apreciar cosas que siempre diste por descontadas. Sufriste y te lamentaste pensando que a nadie màs le sucedìa. Al final te das cuentas que todo tiende a caer en el sitio justo si te esfuerzas un poco por ello. Y deteniendote a respirar un poco, piensas en aquellos a quienes conociste y esperas que estèn bien. Y siempre es bueno cuando te das cuenta que asì es...

Si es cierto que no hay mayor capital que los amigos, me tengo a mi mismo por millonario de rancia estirpe.

Salud.


(los acentos que faltan o estàn al revès se deben a mi impericia con el teclado que tengo al frente, y los Mac)
p.d: thanx, Gab