miércoles, 28 de mayo de 2008

No sirvo para crítico de cine


Fui a ver "Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal" y me gustó.

Más que si los efectos especiales fueron muchos o no, o si los agentes de la KGB eran demasiado caricaturescos, o si a Harrison Ford todavía le da el cuero para hacer el personaje, o si éste resulta creíble o no, me reí bastante durante toda la película; quizá una de las pocas cosas que me hizo enarcar las cejas fue que Jones dijera que había aprendido a hablar Quechua durante su estadía con Pancho Villa. Sé que el quechua es ampliamente hablado en el cono sur de América, pero ¿México? ¿Quechua?. Hmmm.


Otro detalle: ¿por qué cada vez que uno se encuentra con algún lugar maravilloso y escondido en una película, al finalizar la misma éste lugar debe desaparecer de la faz de la Tierra? "Como si borraran sus huellas con una escoba" (bendito sea John Hurt).

¿Acaso no podría sobrevivir un lugar así? Macchu Picchu aún está en pie. Además, son películas.

En fin... creo que borrar por completo el lugar es un final un tanto repetido.

Pensándolo bien, a lo mejor si sirvo para crítico.

It Stinks!

No hay comentarios.: