sábado, 6 de agosto de 2005

Hay una sola

Este 6 de agosto no deja de ser un día cargado de presagios. Por un lado está la tragedia de los hibakushas, los sobrevivientes de la explosión atómica de Hiroshima y Nagasaki, hecho del que se cumplen 60 años. Muchos de ellos han muerto ya, pero muchos otros sobreviven cargando las cicatrices y los estigmas de ser un hibakusha.

También este sábado ha sido un día cargado de oscuridad y lobreguez, de ruido, potencia y duro rockandroll. Hielo Negro se despidió, ya de madrugada, con una increíble tocata antes de partir de gira a Europa. Durante esa jornada también llegó a mis manos el disco debut de Electrozombies, una trozo de la noche más oscura plasmado en canciones. Impresionante.

Image hosted by Photobucket.comPero como no todo ha de ser maldad, hoy llamé a mi madre para desearle feliz cumpleaños. (Uhhhhhhhhhhhhh!). No quiero repetir los clichés Village para una ocasión como ésta, pero creo que ella sabe todo lo que significa para mi. Te quiero, ma.

1 comentario:

Anónimo dijo...

cuando vas a mostrar el electrozombies?

mao