lunes, 13 de marzo de 2006

Reflexiones de día lunes

"La tragedia de America Latina es que todos los gobiernos son fundacionales". La frase es del presidente del Senado, Eduardo Frei Ruiz-Tagle, entrevistado en un noticiario matinal, y alude a la continuidad presente en los gobiernos de la Concertación, y cómo ésta le ha dado estabilidad al país a la vez que permitido su avance. Me recuerda un libro que leí tiempo atrás, cuyo autor, al referirse a los gobiernos del PRI en México, decía que cada nueva administración se inspiraba en Amado Nervo para decirle a la anterior: "Vieja, nada te debo / Vieja, estamos en paz".

¿Qué significa todo esto? Muchos se quejan de que la Concertación lleva "demasiado tiempo" en el poder. Es cierto que tres períodos presidenciales repartidos en 16 años es un lapso considerable. La democracia está cerca de igualar al régimen de Pinochet en años. Aquí cabe detenerse a pensar que Frei tiene razón, y más allá de discrepancias o detalles, los gobiernos de la Concertación han ofrecido cierta estabilidad, cierta "idea de proyecto" o de continuidad, que la derecha, por alguna razón, no ha sabido o podido brindar, tanto de cara al público en general como mirando a lo "poderes fácticos". Quizá esté diciendo lo obvio, pero hay razones para que Bachelet haya ganado, además del carisma. El conglomerado al que representa, por mucho que algunos sectores se esfuerzen en demostrarlo, no es sinónimo de caos, de transformar Chile en "una segunda Polonia" (¿a quién debo esa perla?¿a doña Lucía o al almirante Merino?) ni de vuelta a la UP. Es la historia, que sigue marchando hacia adelante.

Dicho esto, y aún reconociendo los avances de todo tipo, y la estabilidad conseguida, al final del día la pregunta que cabe es a quiénes beneficia esta situación de aparente bonanza y tranquilidad. No olvidemos que hay poderes superiores en juego, y sus intereses probablemente sean distintos a los del pueblo, aquel Moya que todo lo paga y a quien todos los sectores políticos pretenden representar.

En fin, antes de caer en la espiral conspirativa: dudo que la administración Bachelet pueda parafrasear los versos mexicanos citados al principio, pues sin duda le debe mucho al gobierno de Lagos. Habrá que ver si algo cambia, "para que nada cambie", se entiende... il Gatopardo Style.

Sólo una cosa más: el senador Frei se pregunta por qué en Chile no podríamos ensayar algo similar al régimen de las Autonomías españolas... Aunque seguramente tiene en mente a la Décima región, no sé si se percató que por esa puerta también podrían pasar quienes buscan un régimen autonómico para el pueblo mapuche...

No hay comentarios.: