sábado, 25 de junio de 2005

Corea es HOT II: el regreso

sunday blogging blues: no tengo mucho tiempo pero puedo poner algunas cosas.

Calor: humedo, penetrante, como en Buenos Aires o Porto Alegre. Cuesta acostumbrarse, creo ademas que Seul esta un poco alto sobre el nivel del mar.

Comida: no tanto ajo ni picante como podria haber esperado. Pero si se puede oler el ajo al pasar junto a algunos restoranes o cocinerias. El olor es algo diferente al del ajo chileno... ya veremos como luce.

Asi en general, me puedo dar cuenta de que hay algo distinto, pero no podria ponerlo en palabras por el momento. Hay algo vagamente familiar en los locales, el comercio callejero, los puestos que hay dentro del metro... Las calles chicas recuerdan como a Valparaiso -mucha producto del mar, peceras con pulpos y calamares en tiendas y restoranes. Y se los comen vivos, dicen. No lo he visto.

El hostel donde estuvimos por la noche es uno de mochileros y esta OK. Tiene acceso a internet, donde estoy escribiendo ahora. Hay que sacarse los zapatos dentro, pero lo normal es que el piso este calefaccionado.

Ayer recorri bastante de la ciudad en micro, pues me fui al lugar equivocado. Lo bueno es que hablando por telefono pude corregir la situacion y encontrarme con la gente de la oficina de WRI. El momento mas surrealista fue ir en micro y ver delante una camioneta que llevaba una gran caja con la palabra "Dios" (tal cual) impresa. No tuve camara a mano pa tomarlo :(

Anoche cenamos comida china vegetariana. Fue abundante y rica :) En fin. Ahora nos iremos al centro Bongdo que esta rodeado de un parque nacional y espero sea mas bonito, verde y fresco. Nos vemos

No hay comentarios.: