domingo, 26 de junio de 2005

Confusión

(Nota: como podran imaginarse los teclados aca no tienen acentos asi que... )

Ayer empezó la lluvia. Como si alguien hubiera abierto una llave gigante. Aunque se supone que la temperatura puede bajar un pococon la lluvia, la verdad es que el calor sigue siendo el mismo, sólo que mas humedo.

El pequeño riachuelo que corría a la entrada del centro Bongdo (donde tienen lugar la conferencia) ahora es un torrentoso caudal. Tuve la impresión de que llovió toda la noche, pero la verdad era una mezcla del ruido de la corriente de agua y el ventilador, que dejamos prendido toda la noche.

La conferencia se ha desarrollado bastante bien hasta ahora. La traducción a veces se hace un poco lenta -a veces los receptores captan un poco de ruido de la ventilacion y suena un poco bajo- pero en general puede uno seguir los temas bien.

Hablando de choques culturales, hoy pude comprobar que incluso los desayunos en Korea son picantes. De hecho, en lugar de cafe y tostadas había comida -sopa, arroz, brocoli con una salsa agridulce y picante con semillas de sesamo, vegetales cocidos y un alga parecida a la que se usa para el sushi, pero mas sabrosa. Hablando de desayunos potentes.

Anoche fuimos a un pequeno sitio cercano para beber cerveza... pero cerveza coreana, es decir, un brebaje hecho de arroz. Curiosamente me recordo al mudai -mismo color, sabor parecido, baja graduacion alcoholica. Fue agradable de todas formas, estar ahi conversando y fumando mientras afuera diluviaba. Con trueno incluido.

Quedan aun 2 dias de seminario y luego 3 dias de reunion del Consejo de la IRG. Es decir varias jornadas de trabajo aun, en medio del humedo calor coreano. Lo que podria ser una dura tarea es de todas formas facilitado por la amabilidad y gentileza de nuestros anfitriones.

Aun asi, hecho de menos comerme un completo con una bebida (jejeje) o unas papas fritas.


Escrito el lunes 27 de junio a las 13:07 horas en Corea del Sur.

2 comentarios:

Mao dijo...

Hola...acá esta la grande con el agua (echale un ojo a los pasquines chilensis), volví ayer de las lluviosas y frías tierras de Müclhen.
Acá en Stgo suspendieron las clases de los escolares....en fin..si la cosa sigue asé se nos viene el clásico Chile ayuda a Chile.
Yo acá muerto de frío, con harta pega y escuchando las quejas del "Chicha " Weinrich.

Saludos

Nawel dijo...

pucha Maiwis... se agradece el comentario... aca se echa de menos todo.