martes, 22 de septiembre de 2009

Por eso me gusta Kubuntu


¡Ah! En medio de todos los problemas que siempre trae envuelto un cambio de casa (más todavía si te vas a vivir con alguien), un placer simple y cotidiano puede ser tan fascinante como para hacerte olvidar todos tus problemas por unos minutos.

En mi caso, entre todo lo que tengo que cambiar está mi conexión a internet. Lo que implicó traerme el computador y volver a instalarlo, etc. Luego, a la espera de la llegada de los técnicos, inicié con la participación de Windows XP, pensando que sería más fácil conectarse por esa vía.

Craso error.

Luego de como 20 minutos de darle vueltas a archivos, el técnico me dice que me faltan los drivers de la tarjeta de red. Como finalmente no los encontramos, me conseguí un notebook a fin de que por lo menos viéramos si había conexión. Mientras, reinicié mi PC y fue ahí cuando me iluminé: ¿Y si partimos con Kubuntu?. Lo hice y ¡tatáaaan! A los minutos ya estaba pisteando como un campeón por la Internet.

Tanto así que estoy posteando este artículo desde mi nueva casa y conexión. Que tal.

That's why I love Kubuntu...

No hay comentarios.: