jueves, 7 de mayo de 2009

Una reflexión burda:

si Flores no fuera senador ni empresario, no sería "campechano", "franco" o "directo", sería directamente un roto picante.

Doble estándar, que le llaman.

No hay comentarios.: