viernes, 1 de agosto de 2008

Algunos nunca descansan en paz

La lápida de Ian Curtis, el desaparecido vocalista de Joy Division. Hace algún tiempo se la robaron, e ignoro si la habrán devuelto.

Si bien entiendo este tipo de tentaciones, creo que no la puedo justificar... Aunque el finado nunca se entere, ¿para qué llevársela? Basta con una foto...

Mientras tanto, alguien de seguro sufre por la pérdida de la piedra. Aunque, como dijo el mismo Curtis, "No hay dolor que la muerte no cure".
clipped from img.hipersonica.com
http://img.hipersonica.com/2007/04/iancurtis_grave.jpg
 blog it

No hay comentarios.: